Fundación “Fernández de las Heras y Santas Mártires”


Acto fundacional

Esta fundación es fruto de la refundición de tres fundaciones, la fundación “Hospital de San Ildefonso”,  la fundación “Bernardo Fernández de las Heras“ y la fundación “Las Santas Mártires“ las tres de la localidad de Huéscar.

La  fundación de San Ildefonso, fue fundada en los años siguientes a la reconquista de Granada, no se sabe por quién. Siendo clasificada el 21 de abril de 1.927.

La fundación Bernardo Fernández de las Heras quedó constituida en Barcelona por escritura pública ante el Ilustre Notario Luis Riera Asa en el día de 27 de mayo de 1970, quedando formado el patronato de la misma en la Villa de Madrid, en fecha 21 de julio de 1970.

No hay constancia de la fecha en que quedó constituida la fundación Santas Mártires.

En reunión celebrada por el patronato en fecha 06.10.1995 se aprobó el texto definitivo de los estatutos de la fundación, adaptados a la Ley 30/94 de 24 de noviembre, habiendo sido adaptados a la normativas vigentes de cada momento, siendo los actuales los aprobados en reunión de patronato de 10.09.2008.

Fines

La fundación de San Ildefonso entre sus fines eran los de auxiliar a los enfermos pobres, procurándoles medicamentos, asistencia y alimentación; atender a la lactancia de niños expósitos e hijos de pobres de solemnidad, y socorrer con limosnas a los pobres transeúntes. Las otras dos, Bernardo Fernández de las Heras y Santas Mártires sus objetivos estaban concretizados en los ancianos del lugar.

Siendo estos fines de la tercera edad, es decir, ayuda y asistencia a los ancianos del lugar los que se cumplen, a través de una residencia construida en la localidad de Huéscar e inaugurada en fecha 07.10.1999 por el entonces consejero andaluz de servicios sociales D. Isaías Pérez Saldaña, para una capacidad para 93 residentes.

Patronos

La junta local de beneficencia, ha sido ejercida por el patronato de esta fundación desde tiempo inmemorial. En consonancia con esta, mediante la orden de clasificación, se confirió el patronato al ayuntamiento de Huéscar (Fundación de San Ildefonso). Después de la refundición el patronato está compuesto por los alcaldes de Huéscar y Galera, los curas-párrocos de Huéscar y Galera, cuatro vecinos más de dichas localidades y el juez de Huéscar. Éste último procedió a la renuncia por razón de incompatibilidades con su propio cargo, por lo que actualmente son ocho los componentes del patronato. 

Bienes Fundacionales

Fundación “Hospital de San Ildefonso”.

  • Bienes inmuebles.

Un edificio con huerto, que ocupa el establecimiento, situado en la Plaza de Maza nº 1 (antes 4), sobre una extensión superficial aproximada de 634 metros cuadrados.

  • Capital mobiliario.

Una inscripción emitida el 16 de agosto de 1.917, a favor de “Hospital de San Ildefonso”, con el nº 3.565, de 93.042 ptas. Como nota se ha de destacar, que de una cantidad de bienes considerables, se ha llegado a la actual como consecuencia de las leyes desamortizadoras.

Fundación “Bernardo de las Heras”.

  • Cuentas corrientes a nombre del causante en el Banco de Bilbao, sucursal de Barcelona. Conjuntamente con Dña. Antonia Hernández García en el mismo banco. En la Caja de ahorros Provincial de Barcelona.  
  • Valores mobiliarios: 
    • 285 acciones de Sociedad General de Aguas de Barcelona, con valor nominal de 500 ptas., cada una, al tipo de cotización de 315%.
    • 18 acciones de la “Auxiliar de la Construcción Sansón de 500 ptas. nominales el tipo de 616%.
    • 60 acciones de la Sociedad Española de Automóviles  “Seat” de 1000 ptas. nominales al tipo de nominación de 265%.
    • 60 acciones de Fabricación de Automóviles S.A. FASA de 1000 ptas. nominales cada una al tipo de 336%.
    • 25 acciones de Motor Iberia de 300 ptas., nominales cada una al tipo de cotización de 2.245 ptas. por acción. 
    • 100 acciones de Motor Iberia, emisión de 1.957 desembolsadas en un 50%.
  • Bienes inmuebles:
    • Edificio sito en Madrid, calle Julián Gayarre nº 7. Edificio sito en la misma población y calle nº 14.
    • Edificio en la misma población y calle nº 14 provisional, hoy 16.
    • Trozo de terreno sito en término de San Cugat del Valles con 553,32 metros.
    • Porción de terreno en el precintado término, que mide 282,89 metros.
    • Porción de terreno edificado en la propia villa, mide 1.090,10 metros.
    • Porción de terreno en el mismo emplazamiento con superficie de 134,75 metros.
    • Solar de cabida 4.934 m 2 donado por D. Jaime Guerrero Abellán, donde se ha construido la residencia de personas mayores San Jaime.
    Teniendo esta fundación un líquido de la herencia a 31 de diciembre de 1.964 de 2.904.124,61 ptas.

Reseña histórica

En la actualidad esta fundación, fruto de la refundición de las tres fundaciones reseñadas, cumple sus fines fundacionales por medio de una Residencia de Mayores San Jaime, finalizada su construcción y equipamiento en la localidad Huéscar en el año 1.999.

Ante todo, y como primera reseña a D. Bernardo Fernández de las Heras, pues sin su decisión de constituir esta fundación, nunca hubiera sido posible ningunos de los acontecimientos surgidos hasta el día de hoy.

El origen de la residencia se produce cuando los esposos D. Jaime Guerrero Abellán y Dª Inés Adelaida Ambel Martínez, en fecha 05 de septiembre de 1991, realiza la donación del solar donde se encuentra ubicada, 4934,40 m2 en pleno centro de Huéscar, con el único requisito de que en él se construya una residencia para la tercera edad.

La fundación aporta todos sus capitales para la consecución de este objetivo. El coste final de la construcción ascendió a 343 millones de pesetas, y su equipamiento a 54 millones, excepto cuatro pisos que permanecen en el patrimonio, ocupados por inquilinos con arrendamientos históricos, los cuales apenas suponen ingresos para la fundación.

Destacar, por qué es de justo mérito, la labor de D. Claudio López Gandía, secretario de la fundación, que con su constancia y esfuerzo se pudo llevar a cabo la laboriosa subasta pública para la venta de los pisos de Madrid, posibilitando la posterior edificación de la residencia para mayores que hoy tiene la localidad de Huéscar.

Asimismo, merecen mención especial la labor de la congregación religiosas de las Hermanas de la Consolación, quienes han tenido presencia en la ciudad de Huéscar desde 1897, en la Residencia San Jaime hasta 2013, prestando sus servicios y asistiendo a los residentes tanto física como espiritualmente.

Han sido años de trabajo desinteresado por parte de  miembros del patronato,  superando día a día los innumerables peldaños hasta alcanzar la meta de poder ver abiertas las puertas de la Residencia San Jaime, donde se da cumplimiento a los fines de la fundación.

Esta residencia supone un orgullo para todos los que forman y han formado parte del patronato, puesto que con ella se realiza una labor humana mejorando la vida  de muchas personas que verdaderamente lo necesitan. No solo se consiguen los objetivos por la asistencia sanitaria y social hacia esas personas, sino también repercute en la vida económica de la comarca, ya que se emplean a más de cincuenta personas directamente.